Steve Wozniak

El cofundador de Apple e ingeniero informático, Steve Wozniak, cree que la compañía que iniciaron en los años 70 en aquel garaje está mejor sin Steve Jobs ya que poco a poco sus productos son más abiertos y compatibles con los de otras compañías. En una entrevista concedida a un diario español, Wozniak explica exactamente a qué se refiere con todo esto.

«Steve era el mejor socio imaginable para vender un producto e inspirar a la gente», dijo Wozniak sobre su compañero. «Pero apenas sabía nada de ingeniería y jamás escribió un solo programa informático en su vida».

Wozniak habla claro en una entrevista mantenida con el diario “El Mundo”.

Steve Wozniak
Steve Jobs a la izquierda y Steve Wozniak a la derecha.

Lejos de creer que la desaparición de Steve Jobs para Apple haya sido mala, Wozniak confiesa que ha tenido un impacto positivo y que empiezan a abrirse a nuevos mercados. Durante la presentación del pasado 9 de septiembre, admite que creyó que iTunes iba a estar disponible para Android, pero luego todo quedó en el regalo del disco de U2.

«Van por mejor camino. Creo que Apple ha cambiado como compañía en su manera de concebir sus productos y en su apertura hacia otras marcas. Y creo que en el futuro van a estar cada vez más abiertos.
Se están volviendo más generosos, con nuevas prácticas más humanas para mejorar el trato a sus empleados. Por eso, realmente admiro los
cambios que están implementando».

Sin embargo, a la pregunta de que si Apple realmente no tiene motivos para echar de menos a Steve Jobs, Wozniak respondió alagando las capacidades de motivación del que fuese CEO de Apple hasta 2011 pero culpando a su “cabezonería” de cerrar sus programas por completo para el resto de dispositivos. De hecho, está convencido de que si hubiese sido más abierto a la compañía le habría ido mucho mejor.

«Creo que se equivocó con la decisión de cerrar sus programas a otros dispositivos, y estoy convencido de que Apple podía haber llegado mucho más lejos si hubiera reflexionado más sobre cuándo tener una política de cierre total hacia fuera, y cuándo ser más abiertos. Ciertos productos, como las plataformas de software y los sistemas operativos, están diseñados para poder integrarse en múltiples tipos de hardware. Yo esto lo sé muy bien porque soy ingeniero, pero Apple ha sido demasiado inflexible en su actitud de no abrirse a los dispositivos de otras marcas».

Acerca del Apple Watch se ha mostrado bastante indiferente puesto que tras probar varios dispositivos de este tipo cree que no tienen demasiada utilidad. Wozniak confiesa que el reloj de Apple podría llegar a convencerle, pero que tendrá que probarlo antes.

En cuanto al iPhone 6, el cofundador de la compañía con sede en Cupertino cree que ha sido un gran paso adelante porque le llevaban llamando la atención los smartphones con pantallas grandes desde hace bastante tiempo. El iPhone 6 Plus, además, dice que le encanta.

«Eso sí que me parece un gran avance, porque desde la etapa de Jobs había un mantra absurdo contra
las pantallas más grandes. Recuerdo que me frustraba al ver en las mejores tiendas de electrónica muchos teléfonos con pantallas grandes y uno solo con pantalla pequeña, que era el iPhone. Eso le hacía parecer inferior. La genialidad del iPhone, que lo convirtió en un gran producto, es que eliminó el teclado y duplicó el tamaño de la pantalla de las Blackberry. Ahora, por fin el iPhone 6 tiene una pantalla más grande, y el modelo Plus una pantalla incluso mayor. A mí me encanta.»

Wozniak cree que los teléfonos inteligentes se han convertido en una ventana al mundo, pero que, a pesar de que existe cierta adicción por parte de algunas personas, la tecnología tiene que evolucionar poco a poco y causará que la gente siga siendo igual de feliz aunque de distinto modo.

Vía | El mundo edición impresa. Entrevista también disponible en página web.