iPad Pro

El iPad Pro se puso a la venta el miércoles a través de la Apple Store Online y, desde iOSXtreme, adquirimos el modelo de 128 GB. Aunque, en principio, la fecha estimada de entrega se situaba para hoy, viernes, finalmente la empresa transportista nos lo entregó ayer por la tarde. Gracias a eso, hemos podido probar la nueva tableta de la manzana y hemos obtenido varias conclusiones. Si estás interesado en adquirir el nuevo iPad Pro, no te pierdas nuestro análisis.

El tamaño y la pantalla: 12,9 pulgadas que lucen muy bien

iPad Pro

La pantalla es, sencillamente, espectacular. Mantiene la misma densidad de píxeles que el iPad de 9,7 pulgadas, es decir, 264 píxeles por pulgadas, pero amplía la resolución hasta 2.732 por 2.048. Ver una película en HD, fotografías e imágenes y las aplicaciones que ya han sido adaptadas, es una experiencia increíble porque, a diferencia de un MacBook Pro con pantalla retina, podemos “tocar” lo que vemos e interactuar directamente con ello.

Así que, si tenías alguna duda sobre si la densidad de píxeles o la resolución era la adecuada, no te preocupes, no te vas a llevar ninguna decepción. Eso sí, cuesta acostumbrarse a utilizar un dispositivo de este tamaño, pero es lo mismo que ocurre siempre al dar el salto a una pantalla más grande.

El peso, 713 gramos, se distribuye bien a lo largo del dispositivo y no cansa demasiado al tenerlo sujeto con las manos, pero sí se nota que es grande y puede llegar a molestar después de varios minutos. Es recomendable adquirir una funda desde el primer momento que nos permita apoyarlo para escribir. El teclado virtual ha sido expandido para asemejarse más a uno físico y es comodísimo.

Teclado iPad Pro

En definitiva, desde el primer momento que lo sacamos de la caja nos damos cuenta de que el iPad Pro es muy robusto, pero también grande (aunque no cuesta mucho acostumbrarse), la pantalla se luce por sí sola y lo mejor, para usarlo, es apoyarlo con alguna funda sobre la mesa. Se puede coger con las dos manos, pero vas a darte cuenta de que así, a la larga, no es del todo cómodo.

Potencia: chip A9X y 4 GB de RAM que dan para mucho

chip A9X iPad Pro

Desde el primer momento, pensar en que el procesador A9X era una auténtica bestia me ayudó a decantarme por renovar mi antiguo iPad Air, con un A7 y un iOS 9 que, a veces, se arrastraba. Mi sorpresa ha sido que el iPad Pro con iOS 9.1 funciona casi a la perfección, y digo “casi” porque se nota que hay algunos aspectos que faltan por pulir. Pero eso no quita que realizar cualquier tarea sea una gozada. Abrir dos aplicaciones de forma simultánea (slide over y split view) en la pantalla es algo que realiza sin despeinarse y sin ningún síntoma falta de fluidez, y podemos trabajar en ambas sin problemas.

Editar en iMovie, Photoshop Mix, utilizar Pages, Word y cualquier otra aplicación que se te ocurra es una experiencia fantástica. El sistema se mueve con mucha fluidez y, a excepción de algún momento concreto en el que se nota que iOS 9 aún tiene trabajo por delante, mi experiencia es muy aceptable. Si piensas en juegos, también te alegrará saber que la máquina no te va a defraudar. Nuestras pruebas, con Real Racing 3, nos han sorprendido porque se mantiene entre 50 y 60 fps sin problemas. Seguramente iOS 9.2, cuando concluya la beta, mejorará el rendimiento del sistema en general.

Sonido: los cuatro altavoces cumplen con creces

iPad pro altavoces

No voy a mentir. El sonido que es capaz de conseguir el iPad Pro es muy bueno. Ver una película en este dispositivo sorprende desde el primer momento porque la distribución del sonido está bien conseguida. Se nota que Apple ha trabajado en ello. El volumen máximo que alcanza, sin ninguna distorsión, cumple con lo que nos prometieron y no tenemos ninguna queja al respecto. Si no tienes a nadie cerca que te diga que bajes el volumen, seguramente usarás mucho el iPad Pro sin auriculares, sobre todo para ver vídeos y películas. No tiene ni punto de comparación con cualquier otro iPad.

Batería: las 10 horas siguen siendo el estándar

No te preocupes por la autonomía. Las 10 horas que Apple nos asegura dan, de sobra, para aguantar un día completo de uso intensivo. Aunque sí es cierto que la compañía podría haber sacrificado un aspecto como el del sonido para conseguir más espacio para la batería, y así aumentar la autonomía, no lo echarás demasiado en falta.

Cámaras: un poco flojas, y Apple lo sabe

Lo malo de tener una pantalla tan grande y de tanta calidad, es que te das cuenta muy rápido de cuándo las cámaras no están a la altura. Puedes conseguir vídeos e imágenes de calidad, pero no lo suficiente. De hecho, me ha recordado bastante al caso del iPad 2 y su cámara trasera, que era bastante floja, aunque en este caso tenemos las mismas que en el iPad Air 2.

Apple podría haber introducido el nuevo sensor del iPhone 6s y, quizá, un flash LED con tecnología true tone para asegurar que, en el caso de que alguien quiera hacer una fotografía, obtenga un resultado digno para esta pantalla y del “Pro” que supone este dispositivo. Además, se echa en falta la ausencia de grabación de vídeo a 60 fps y slow motion a 240 fps, porque el procesador es más que capaz de conseguirlo.

Conclusión: si estás dudando, el iPad Pro no te va a defraudar

Desde mi punto de vista, tenías bajas las expectativas con respecto al iPad Pro, sobre todo porque no había podido probarlo antes y el formato no terminaba de convencerme, pero, después de haberlo utilizado durante un día, no me cabe la menor duda de que ha sido una buena elección y que lo aprovecharé muchísimo. El tamaño puede asustar, pero te acaba gustando y la pantalla te asombrará desde el primer momento. La potencia es abrumadora y tendrás iPad para muchos años (esperamos que Apple optimice los futuros iOS para ello). Si buscas una superficie de gran tamaño para trabajar o disfrutar de contenido de imagen, vídeo, audio o gráficos, entre otros, y te lo puedes permitir, este iPad es el tuyo.

  • atarantat

    Quiero comprarlo pero me frena el tema batería. Tengo un macbook pro 15″ de este año y la duración de la batería (en un uso normal, office y mail) no es ni por asomo el tiempo que que daba Apple (creo que ocho horas). Aquí las diez llegarían relamente a seis o siete horas?

    • Yo creo que, como mucho, te puede bajar a 8 o 9 horas, no más, por lo menos por lo que yo he podido probar. De todos modos, Apple te da 14 días para devolver el producto si no estás conforme.